Comienza a conocerse el plan secreto de Beckham para el estadio: hoteles, tiendas, oficinas, un parque

Un gran acuerdo sin licitación se avecina en Miami, aunque es posible que ya haya oído hablar de él.

En noviembre, los votantes de Miami podrían aceptar que la Ciudad arriende más de la mitad del único campo de golf que posee a David Beckham y sus socios para construir un complejo de fútbol privado con un estadio de 28,000 asientos, un millón de pies cuadrados de oficinas relacionadas con la esfera tecnológica y entre 500 y 800 habitaciones hoteleras.

Beckham y sus socios, que incluyen a los gigantes empresariales locales Jorge y José Mas, quieren convertir el campo de golf Melreese en un complejo de fútbol, comercial y hotelero de 73 acres y en un parque de 58 acres. Todos serían financiados de manera privada bajo los términos de un contrato de arrendamiento de 39 años, que podría extenderse a 99 años. La Ciudad recibiría un alquiler anual de aproximadamente $4 millones a $5 millones, y los propietarios pagarían impuestos sobre el terreno reestructurado del parque, que actualmente no contribuye con impuestos.

La casi quijotesca búsqueda de años para traer una franquicia de las Grandes Ligas de Fútbol (MLS) a Miami dará un nuevo giro el 12 de julio, cuando los comisionados considerarán hacer esta pregunta a los votantes: ¿Debería Miami cambiar sus leyes para que los comisionados acepten un trato que cambiaría drásticamente el campo de golf al lado del Aeropuerto Internacional de Miami?

La propuesta en Melreese, que ya genera controversia tanto entre los fanáticos del fútbol como los que creen que Melreese debería seguir siendo un campo de golf, confirma que el grupo de Beckham ya no está considerando el terreno que posee para un estadio en Overtown.

Esta semana surgieron nuevos aspectos de la propuesta cuando la Ciudad publicó la agenda para la reunión del 12 de julio. Entre los detalles no revelados anteriormente están:

▪ 10.5 acres para un estadio de 28,000 asientos.

▪ 138,000 pies cuadrados de espacio comercial y de restaurantes.

▪ 12,000 pies cuadrados para música y entretenimiento.

▪ Estacionamiento subterráneo debajo de varios campos públicos de fútbol.

▪ Del total de 131 acres propiedad de la Ciudad de Miami en 1400 NW 37 Ave., se arrendarán 78 acres al grupo de Beckham. Los cinco acres de campos de béisbol adyacentes y el Parque Acuático Grapeland no se afectarán.

▪ Los restantes 58 acres serían reconstruidos en un parque público que será financiado con $20 millones que el grupo Beckham pagaría a la Ciudad en pagos anuales de $666,667 en 20 años.

▪ El pago anual básico del alquiler a la Ciudad sería mayor de $3.5 millones o el valor justo del mercado según lo determinen dos tasadores (dos tasadores contratados por la Ciudad determinaron que una renta según el valor de mercado para el espacio que se alquila sería de entre $4 millones y $5 millones).

Se espera que el plan se presente con mucha pompa el 12 de julio, cuando Beckham y Mas tienen previsto presentarse en el Ayuntamiento. Pero nueve días antes de la votación, los hermanos Mas mantienen en secreto los bosquejos arquitectónicos, incluso tras reunirse con los comisionados de Miami en los últimos días. The Miami Herald solicitó las imágenes que se mostraron al alcalde Francis Suárez y a la Comisión durante la última semana, al aconsejar un abogado de que, una vez que esas imágenes han sido presentadas a funcionarios electos, se convierten en registros públicos.

Los hermanos Mas no dejaron copias de las bosquejos con los comisionados u otros funcionarios municipales que las vieron. Debido a esto, la abogada municipal Victoria Méndez dijo que la Ciudad no podía mostrar los esquemas.

Mas se negó a hacer comentarios.

“Ciertamente creo que cuanto antes se publique el proyecto, mejor”, dijo Suárez, “porque creo que es una imagen hermosa”.

Suárez argumentó que la Ciudad se beneficiaría debido a los nuevos ingresos fiscales y un parque nuevo, que no le costará a la Ciudad.

“Aquí tenemos un grupo que está dispuesto a pagar el valor justo de mercado por los terrenos y financiar de manera privada un estadio y un nuevo parque público”, dijo.

El comisionado Willy Gort, cuyo distrito incluye Melreese, dijo la semana pasada a NBC 6 que cree que Melreese debería quedarse como está. Él y otros oponentes han señalado el programa del plan juvenil First Tee, que enseña a los niños a jugar al golf, como un importante servicio comunitario que debe permanecer en Melreese.

“Creo que un campo de golf público es muy importante, especialmente en Melreese”, dijo Gort. “Ha estado allí durante años, todo el mundo lo conoce”, y agregó que el Latin PGA se ha llevado a cabo allí por varios años.

De todos modos, se espera que esta semana los rumores sobre el plan se multipliquen tanto entre los fanáticos del fútbol como los oponentes a la propuesta. El grupo de Beckham está encuestando a los residentes para medir la opinión pública, según fuentes del Miami Herald. Una petición en línea para preservar el campo de golf ha recogido miles de firmas en los últimos días. A partir del martes por la noche, la petición tenía 10,846 simpatizantes.

El referéndum propuesto que los comisionados abordarán la próxima semana dice:

¿Debe enmendarse la Carta de Miami para autorizar a la Ciudad a ejecutar un contrato de arrendamiento con Miami Freedom Park, LLC para el desarrollo de aproximadamente 73 acres en 1400 Northwest 37 Avenue, por un período total de 99 años, que incluye:

▪ Estadio de fútbol, 500 habitaciones de hotel con centro de conferencias, complejos comerciales y de tecnología comercial;

▪ Que el inquilino pague $20,000,000 durante 30 años para construir un parque público de 58 acres con amenidades.

▪ Alquiler mínimo garantizado de $3,577,365.00 anuales?

Fuente: https://www.elnuevoherald.com/