¿Crecen al mismo ritmo el nivel del agua y el auge inmobiliario en Florida?

Una nota de National Public Radio revela que el auge de las propiedades inmobiliarias del sur de la Florida crece más rápido que el control del aumento del nivel del mar. Aún con la puesta en marcha de menos proyectos y algunas cancelaciones.

A ello se suma la preocupación por las venideras temporadas de huracanes, que según los científicos, serán más severas para las costas de Florida debido al cambio climático. Lo mismo sucederá con las lluvias.

Pero la industria constructora en Florida parece no temer a las predicciones agoreras sobre la crecida del nivel del mar en el estado del sol.

En NPR, el consultor de bienes raíces Peter Zalewski, que opera tours en autobús para personas interesadas en el mercado de condominios de Miami, dice que las personas no están pensando en cómo se verá Miami en 40 años.

Pese a que un modelo utilizado por los gobiernos locales en Florida estima que el área puede ver un aumento del nivel del mar de hasta 2 pies en 2060, el mercado inmobiliario se mantiene caliente.

En el núcleo urbano de Miami, hay unas 20.000 unidades de condominio en varias etapas de finalización.

Residentes con otra mirada

Pero a quienes ya les resulta difícil ignorar el aumento en el nivel del mar, es a los residentes del Sur de la Florida.

En Miami, la elevación promedio es de solo 6 1/2 pies sobre el nivel del mar. Algunos vecindarios ahora ven inundaciones callejeras de manera regular, cuando las mareas altas coinciden con una luna nueva o llena, las llamadas mareas gigantes. Y eso no tiene en cuenta eventos impredecibles como fuertes tormentas o huracanes.

Durante el huracán Irma, la marejada trajo agua hasta el distrito financiero Brickell de Miami, el vecindario en el corazón del boom de condominios de la ciudad.

Pero según la jefa de Resiliencia en Jefe de Miami, Jane Gilbert, no es un tema para preocuparse en exceso. Ello debido a los fuertes códigos de construcción y los requisitos de elevación de la ciudad.

Al igual que otros gobiernos, en el sur de la Florida, la ciudad de Miami está tomando medidas para proteger a los vecindarios de lo que se han convertido en eventos de inundación demasiado frecuentes.

Así por ejemplo, el exalcalde Tomás Regalado obtuvo aprobación para un referéndum que dedica $200 millones en gastos de la ciudad para la prevención de inundaciones y la preparación para el aumento del nivel del mar.

“Necesitamos tener más bombas”, dijo Regalado según NPR.  “Necesitamos tener una mejor estructura de muros marinos. Lo que vimos con Irma podría volver a suceder. Y si lo hace, el daño podría ser de millones y millones”.

Los planes para controlar el crecimiento de las aguas parecen estar andando. Miami también está revisando su plan maestro de aguas pluviales con mejoras destinadas a construir un sistema resistente hasta por lo menos 2060.

Aunado a ello, se observa una mayor conciencia del aumento del nivel del mar entre los residentes y la industria de la construcción.

Eso significa que podría haber buenas noticias.

 

Fuente: http://www.miamidiario.com/