propiedades en miami

El Congreso pudiera eliminar crédito tributario que ayudó al renacimiento del Art Deco en Miami Beach

Tras los característicos colores pasteles de Miami, las fachadas perfectamente simétricas y los pisos de terrazo que le otorgan su sabor distintivo a la rica colección de edificios Art Deco de South Beach, hay una sección del código impositivo de Estados Unidos que ayudó a la rehabilitación de esas estructuras, otrora destruidas.

Como parte de una profunda reforma tributaria, los republicanos en el Congreso podrían eliminar el histórico crédito tributario, una medida que molesta a los conservacionistas y constructores locales, que dicen que ese crédito es un factor esencial en la fórmula financiera que mantiene en pie estos edificios erigidos hace décadas.

El plan de impuestos aprobado el jueves por la Cámara de Representantes elimina un 20 por ciento del crédito fiscal de preservación histórica. El plan de impuestos que actualmente se debate en el Senado mantiene el crédito fiscal, aunque eso pudiera cambiar.

Los lugareños que luchan por salvar los edificios históricos y los constructores que restauran esos edificios están de acuerdo en que la reducción del incentivo obstaculizaría la futura rehabilitación de la arquitectura histórica de Miami y Miami Beach.

“Aprovechamos algo así en la comunidad de la construcción”, dijo Sandor Scher, director de Claro Development. “Este es un verdadero incentivo”.

Claro planea rehabilitar y reutilizar varios edificios de la época tardía de Art Deco y Miami Modern en la remodelación de Ocean Terrace, una cuadra a lo largo de la costa norte de la ciudad. Scher piensa solicitar créditos fiscales históricos para ayudar a financiar el proyecto, que actualmente está siendo revisado por los planificadores urbanos.

El crédito permite a los constructores ahorrar en impuestos y gastar más en costosos proyectos de rehabilitación que conservan las fachadas de edificios históricos mientras se renueva el resto de la estructura para así hacerlos económicamente viable.

El hotelero Alan Lieberman ayudó a perfilar la personalidad de South Beach a través de varios proyectos históricos de restauración que cumplieron con los estrictos requisitos establecidos por el National Park Service, que administra el programa de crédito fiscal y aprueba proyectos basados en dependencia de cuán fiel es la restauración al aspecto original del edificio.

La compañía de Lieberman, South Beach Group Hotels, ha conservado los arquetípicos hoteles Art Deco en el centro turístico de la ciudad, incluidos el Collins Plaza Hotel, el Chesterfield y el Catalina Hotel and Beach Club. Dijo que los hoteles históricos son buenos para los negocios porque los huéspedes aprecian la singular arquitectura.

También lo hacen las personas que viven en La Playa, una rara intersección entre el turismo y los intereses de los residentes.

“Damos los edificios por sentado”, dijo Lieberman. “Es realmente agradable, es interesante y cómodo. A la gente le encanta los edificios históricos”.

Al menos un miembro de la delegación local del Congreso está de acuerdo y espera que el proyecto final de ley no altere el crédito fiscal cuando llegue la votación.

“Votaré por esta monstruosidad con la esperanza de que muchas de esas cosas se solucionen una vez que regrese el proyecto de ley y tengamos una conferencia y la gente recupere el sentido”, dijo la representante Ileana Ros-Lehtinen, republicana de Miami, al referirse al proyecto de ley en la Cámara. Pero no descartó votar en contra de la ley final si no se hacen suficientes cambios.

“La preservación es tan importante en mi distrito, no solo en los Gables, sino también en Miami Beach. Oh, Dios mío, esos hermosos hoteles y casas Art Deco “, dijo Ros-Lehtinen. “Queremos preservarlos. No estoy a favor de acabar con esas deducciones. ¿Por qué desquitarse con los más indefensos?

La eliminación de los créditos fiscales como el de preservación histórica es una pieza de una reestructuración masiva del código tributario de la nación, impulsada por los republicanos deseosos de aprobar una de las prioridades legislativas del presidente Donald Trump.

Entre los grupos que instan a los republicanos a que eliminen muchos créditos fiscales se encuentra Freedom Partners, una organización sin fines de lucro respaldada por Koch Brothers que promueve la libre empresa. En una carta al presidente del Comité de Finanzas del Senado, la organización dijo la semana pasada al senador Orrin Hatch, republicano de Utah: “Esta variedad de favores políticos para seleccionar industrias es exactamente lo que la reforma tributaria pretende solucionar. Cada dólar que se destina a apuntalar intereses especiales es un dólar que no reduce los impuestos y no alivia la carga impositiva para los estadounidenses comunes”.

Pero los conservacionistas a nivel estatal y local señalan el crédito fiscal como una de las principales razones por las cuales se ha salvado la arquitectura histórica en Miami y Miami Beach.

“Miami es realmente un ejemplo de lo que puede hacer el crédito fiscal”, dijo Melissa Wyllie, directora ejecutiva de la organización no lucrativa Florida Trust for Historic Preservation. “El crédito fiscal no solo preserva los edificios más grandiosos de la historia, sino realmente toda la historia”.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/