departamentos en miami

EL RENACIMIENTO DE MIAMI

Como ave fénix, Miami comenzó a resurgir de sus propias cenizas. El mercado ya tocó fondo y ahora se está levantando. “Se perdió el miedo de una mayor caída y se está dando una absorción muy rápida de unidades residenciales. Además, el dólar se estuvo devaluando en Estados Unidos y en el mundo”, asegura Jorge Aguirre, bróker de Re/Max Total. “Nadie pensaba que se iba a recuperar tan rápido. Sucedió así por los compradores brasileños, argentinos y venezolanos. Es que las economías con deuda se hicieron trizas, mientras que las de equity siguieron creciendo”, comenta Carlos Rosso, presidente de Related Condominium Development de The Related Group (TRG). La empresa que preside salió de gira por Latinoamérica para presentar sus edificios y tratar de reemplazar compradores estadounidenses -que ya no pueden acceder a la vivienda más que alquilando-, por el mercado latino que paga cash.

No es novedad que el “reventón” causado por la desmesurada entrega de hipotecas subprime (créditos a personas que no tenían “buena” capacidad de pago) derrumbó la economía y hasta las esquirlas de esta bomba llegaron a países vecinos. “Algunos proyectos estaban financiados a más del 90% y no pudieron sostenerse. Esa fue la burbuja y la catástrofe”, definió Jorge Pérez, dueño de TRG. “Antes, se pagaba 20% al contrato y nada más hasta el final. Pero en 2008, la gente no quiso escriturar y nos dejó con todos los activos. Los bancos se quedaron con los edificios, que eran nuestra garantía. Esperábamos tener US$ 3.500 millones de ventas y, en cambio, nos quedamos con US$ 2.500 millones de deuda. Hoy ya no tenemos pasivo, agrega Rosso. La empresa volvió a construir luego de cuatro años y está desarrollando tres nuevos emprendimientos: Apogee, Mybrickell y 1100 Millecento. Sin embargo, para el volumen y el ritmo con el que la empresa construía antes de la crisis, esto es apenas una pequeña movida. “El inventario que existe ya casi se está acabando. Ahora mismo en Miami hay más de 26 proyectos nuevos que se están lanzando para la venta. Como hay tanta demanda, los desarrolladores están queriendo construir más. Por ejemplo, en el área de Brickell hay tres proyectos nuevos en pre-construcción. En Aventura, está Bellini Williams Island que también se está construyendo”, cuenta Mayi de la Vega, propietaria de ONE Sotheby´s International Realty.

Buenos aires para Miami
Pero el modelo de negocios es distinto y los compradores son otros. Hoy se paga todo, o casi todo, cash .”El 65% de las propiedades en febrero en Miami fueron hechas en efectivo. En el país eso solo ocurre en un 33%”, cuenta Aguirre. “El comprador solía pagar el 20% al momento de la reserva. El developer conseguía un crédito de construcción del banco y el cliente pagaba recién al finalizar la obra, con hipoteca o cash. Pero en un momento que todos conocemos, cuando hubo que saldar todo eso, los compradores no respondieron. Hoy el cliente está 100% porque paga en cuotas durante la obra y queda apenas un 20% al momento del closing. Como la gente no confía en los bancos, compra propiedades.
De precios y productos
En cuanto a nuevos edificios en construcción o anunciados, Mybrickell, 1100 Millecento Residences y Apogee Beach (todas desarrolladas por TRG) están teniendo una fuerte presencia, con ofertas de distintos comercializadores. Apogee Beach es un edificio privado y súper exclusivo de 49 residencias sobre la playa que combina el proyecto arquitectónico de Carlos Ott con el diseño interior de Rockwell Studio, la empresa de David Rockwell que catapultó al arquitecto argentino Diego Gronda. “Todas las unidades tienen vistas directas al mar. Las unidades tienen cuatro dormitorios y cuestan US$ 1,8 millones. Es decir, US$ 4.500/m2 aproximadamente. Se entregan en septiembre de 2013. Mybrickell, en cambio, tiene 192 unidades diseñadas por la empresa de arquitectura Arquitectonica con interiores del famoso diseñador Karim Rashid. El edificio ubicado a 20 metros del nuevo centro comercial Brickell City Center se ofrece a US$ 3.000 /m2. Sus unidades van desde US$ 215.000 a US$ 499.000. El último proyecto es 1100 Millecento Residences. Como en los casos anteriores, TRG apuesta a combinaciones de arquitectura y diseño interior de gran renombre internacional. En este caso, combinó la firma de Ott con el reconocido estudio de diseño de Pininfarina.

Fuente Cronista.com