miami condos

Visa para recibir tratamiento médico en EEUU

La extensa red de hospitales y clínicas acreditadas internacionalmente han convertido al sur de la Florida en uno de los centros de turismo médico internacional más solicitados por los lationamericanos. Sin embargo, las personas que requieran viajar al sur de la Florida para recibir tratamiento médico deberán demostrar su capacidad económica que cubra los costos del tratamiento y de su estadía.

La Ley de Inmigración prohíbe el ingreso de personas que podrían convertirse en una carga pública o que pudiesen requerir asistencia médica gratuita. Excepto en algunos casos de emergencia, la mayoría de los hospitales en Estados Unidos no admiten pacientes sin un seguro médico o evidencia de que pueden cubrir los gastos en los que incurra.

Así mismo, como cualquier otro solicitante, el ciudadano deberá obtener una visa de no-inmigrante para ingresar al país, en este caso la visa B-2, y demostrar la intención de regresar a su lugar de residencia fuera de los Estados Unidos.

Lo que debe mostrar para obtener una visa B-2 para tratamiento médico

El proceso de solicitud de la visa B-2 es similar a la visa de turista, pero hay documentos adicionales que se deben presentar para establecer que el solicitante reúne las condiciones para obtener dicha visa.

  • Diagnóstico médico de un doctor de la localidad, explicando qué enfermedad tiene y el motivo por el cual debe ir a los Estados Unidos para su tratamiento.
  • Carta del médico u hospital en los Estados Unidos, indicando si pueden tratar dicha enfermendad, detallando el costo y tiempo de tratamiento. (incluye honorarios del doctor y del hospital y cualquier otro gasto relacionado con el tratamiento).
  • Una carta de responsabilidad financiera por parte de los individuos u organización que se hará cargo de los gastos médicos, transporte, y de estadía. Para garantizar el pago de dichos gastos se deberá mostrar pruebas de poder hacerlo, ya sea con estados de cuenta bancaria u otras formas de comprobantes de ingresos o ahorro, o copias certificadas de pagos de impuestos.

Deberá proporcionar evidencia de que:

  • Viaja a los Estados Unidos únicamente para recibir tratamiento médico
  • Planea permanecer por un período de tiempo temporal y específico que es corroborado por una carta de su médico tratante
  • Tener una residencia permanente fuera de los Estados Unidos, así como vínculo familiares o laborales que demuestre que tiene la intención de regresar a casa
  • Tener un pasaporte válido y sin vencimiento que le permita regresar a su país de origen al final de su visita
  • Tener los medios financieros para pagar sus gastos de viaje y personales durante su estadía en Estados Unidos

Antes de solicitar la visa B-2, debe investigar y ponerse en contacto con una variedad de profesionales médicos que pueden tratar su condición para tener una idea de cuánto tiempo tendrá que estar en los EE.UU. y cuánto se puede esperar que pague por el tratamiento y cualquier otro costo relacionado, como exámenes, honorarios de médicos, hospitalización y medicamentos recetados. Una vez que se haya decidido por un profesional, obtenga una carta del médico u hospital de los Estados Unidos que explique:

  • La voluntad del médico de aceptarlo como paciente basándose en la información recibida de su médico local
  • Un plan de tratamiento detallado para su afección médica
  • Cuánto tiempo necesitará permanecer en los Estados Unidos para completar su tratamiento médico
  • El costo estimado de todos los procedimientos médicos, incluyendo los honorarios para la atención hospitalaria y ambulatoria.

 

Fuente: http://www.elnuevoherald.com